GRINDIN' #61 ANADIE

💥 GRINDIN’ #61 ft. Anadie

En el GRINDIN' #61, Jon García se sienta a charlar con Anadie sobre la obsesión con la perfección, el abuso de fármacos y drogas, fantasmas, el 10 UNDER10K...

https://youtu.be/dP2d0hR8XCQ?si=AkWEPOlqygMg8oVj

https://youtu.be/AlGpXzUXON8?si=HciBKa1TqjaJ-pSg

https://open.spotify.com/episode/4udhAji1yYC25PEzC61ImX?si=18a6fb92a7fd4a95


GRINDIN' #14 ft. ZETAZEN

💥 GRINDIN’ #14 ft. Zetazen

En el GRINDIN' #14, Jon García se sienta a charlar con Zetazen sobre cómo viven su música sus padres sordos, dejar la carrera para dedicarse a cantar...

https://youtu.be/5eVOjKhm-J0

https://youtu.be/2eaJjPyxWMY

https://open.spotify.com/episode/55mOg1rBFZlbaLncvF3fwV?si=CiAy9UOcQ6GWEkBDJxE2Tw


GRINDIN' #5 FT. SULE B

💥 GRINDIN’ #5 ft. SULE B

En el GRINDIN' #5, Jon García se sienta a charlar con SULE B sobre su nuevo proyecto, los años del under en Madrid, Suite Soprano...

https://www.youtube.com/watch?v=IT2bjnkFxwU


GRINDIN' 24

💥 GRINDIN’ Radio #24: «El futuro de la música»

👨‍👦 Participan: KIDDO, Recycled J, Paula Cendejas, Juancho Marqués, Soge Culebra, Marta Díaz de Sony Music y Dellachaouen

💽 Con un estreno en exclusiva de ‘Krow’, por El Xingo

https://youtu.be/FkzfpfSyEx0

https://open.spotify.com/episode/0Vst3V9FF8tqSO3Mb2v2IE?si=nUwHECkyTt6WR6fLEHW0Dw


Soukin

Soukin: Inducción matemática en los raps

Todos y todas los que estamos entre la veintena y la treintena, crecimos con la mirada fijada sobre Madrid. Y es que desde hace 10 años no han dejado de sucederse los himnos que nos acompañaban cada día al instituto y la universidad.

Prefijo91, Ramos, Natos y Waor, Soukin... Y nada sienta mejor que ver que prácticamente todos ellos siguen en activo, dejándose ver más o menos. En el caso de este último, siempre cada dos años y con un álbum bajo el brazo.

Toca rememorar esos años de Madrid, de la Sierra y de Debod, y ahora lo hacemos con un Soukin más maduro, y con los raps totalmente pulidos. Una pequeña joya que te hace sentir en los 17 de nuevo, pero con la mentalidad de lo que te han enseñado los años. Ya es hora de disfrutar de “INDUCTIA”.

https://youtu.be/0MgFIBtN73U
Jon: ¡Qué tal Soukin, bienvenido! ¿Qué tal te encuentras?

Buenas, es un placer estar en GRINDIN’. Me encuentro genial, contento por haber sacado el disco después de todo este tiempo en silencio. Hemos disfrutado mucho haciéndolo, pero había ganas de sacar música… Ahora ya queda para siempre.

Jon: Eres de los primeros que llega con un disco post-cuarentena, aunque aún bien dentro de la pandemia. ¿Cómo te ha afectado a ti personal y artísticamente esta crisis global?

Yo realmente considero que estoy en “la cara buena de la moneda”, mi curro me permite teletrabajar, no vivo con ninguna persona de riesgo por lo que puedo aprovechar mis ratos libres sin preocuparme demasiado, en lo personal estoy todo lo bien que se puede estar hoy en día. 

En cuanto a lo artístico, es verdad que el formato de disco clásico es algo que hoy por hoy no se hace mucho, los artistas prefieren estar más al día en la ola con singles y videos, pero esto yo creo que pasaba ya al margen de la pandemia. Para mí, y al margen de la pandemia también, era importante recuperar ese formato y que la gente viera realmente el nivel que podemos llegar a imprimir.

Jon: Lo dicho, llegas para presentar un nuevo -y esperado- álbum titulado “Inductia”, ¿qué puedes contarnos sobre él? ¿En qué momento personal llega y qué lo ha motivado?

La idea de hacer un disco surge a finales de 2019 cuando yo vuelvo a vivir a Madrid, anteriormente había estado viviendo un año en París y otros dos años en Holanda. Estando fuera no tenía tanto tiempo como el que me hubiera gustado para hacer música, y tampoco podía exprimir al máximo los medios, por eso al verme de vuelta me vi con las ganas y la fuerza para ponerme mano a mano con Seijas y empezar a grabar algunos temas, lo que más tarde fue cogiendo forma y dio lugar a este disco.

Jon: ¡Hostia! Qué bueno. Ha sido volver a lo grande. Quería preguntarte: ¿Qué significa “Inductia”, y por qué elegiste ese nombre para titularlo?

Lo llamé “Inductia” porque, para mí, sigue la línea conceptual que ya tiré en “INERTIA” (2015) y en “ENERGEIA” (2017) y quería darle esa correlación. Son conceptos físicos, filosóficos, a los que les aplico una estética y los hago míos. “Inductia” hace referencia a la inducción matemática, un razonamiento que a mi parecer representa bastante el concepto del disco.

Básicamente, este razonamiento demuestra que, si sabes subir un escalón en una escalera, puedes subir los siguientes y llegar tan alto como quieras.

Jon: No tenía ni idea, pero me flipa ese razonamiento, realmente. Desde “Oasis”, en 2015, vienes cumpliendo el ciclo de álbum cada 2 años. ¿Es una forma de trabajo auto-establecida, o simplemente es casualidad? Me entra curiosidad por saber si empleas esos 2 años en trabajarlo o simplemente puedes tomarte un año y medio de descanso y el proyecto sale en unos pocos meses.

¡Qué ojo! Evidentemente yo soy consciente, pero no veo muchos más que se hayan fijado. Es difícil de responder, la verdad es que podría sacar más música, con menos espacio entre medias, pero yo soy de los que dice que hay que disfrutar del proceso y además, me gusta dedicarle el tiempo que merece, supongo que de algún modo sí que está auto-establecido, pero no estaba planeado como tal.

Se podría decir que de media tardo un par de años sí… jajaja. Descansar no descanso, pero la música no es tampoco mi principal fuente de ingresos así que los plazos están muy condicionados.

Jon: Que yo te sigo, Soukin. Jajaja. ¿Qué inspira un álbum de historias sobre la calle y sus callejones, los parques y sus vivencias en tiempos de estar encerrado en una casa?

Supongo que mucha calle de chaval en vidas pasadas, jajaja. Todo el disco tiene un aura de nostalgia que es lo que creo que está gustando a la gente. Además, cuando vienes de esas dinámicas, aunque haya confinamiento acabas metido en miles de jaleos. Si a eso le sumas el tiempo para pensar que hemos tenido este año, yo ahí veo inspiración, por poca que parezca.

Jon: En el proyecto te vemos muy, muy bien acompañado. Como siempre de la mano de tus colegas: Juan Ríos, Ramos, Recycled, J. Moods… También vemos conexiones que nos han alegrado mucho con Ergo Pro, Ill Pekeño o  Dano. ¿Cómo surgen estos enlaces, y cómo ha sido currarlo todo en tiempos de pandemia y encierro? Imagino que donde más diferencia habrá habido ha sido en las sesiones con tus colegas, ¡a como serían ser años atrás!

En términos logísticos, la situación no ha ayudado, pero cuando hay ganas y compromiso las cosas se acaban sacando. Con los producers he trabajado a distancia, aunque iterando con ellos para arreglos y comentarios, siempre contando con su feedback. Agradezco mucho que gente con ese talento esté dispuesta a participar en mis proyectos.

En cuanto a las colaboraciones vocales, si que pude quedar con todos ellos para las sesiones de estudio. No me quiero enrollar pero, por hablar un poco de los nombres nuevos, el primero en meterse fue Dano, que me dio un fuerte impulso de cara a seguir dándole forma al disco, para mi fue una experiencia vital. Luego vino Al Safir, con el que he estado muy unido todo el último año y que me ha ayudado muchísimo, incluso actúa en el videoclip de “En el spot”. El tema con Peke y Ergo fue de los últimos que grabamos, yo les conocía anteriormente de algunos eventos, pero nunca había grabado con ellos. 

El resto de colabos son colegas con los que ya he hecho música anteriormente, por ejemplo mi bro Recycled J, siempre agradecido por su apoyo continuo, pero para mí hacer que el Ramos grabara un tema 3 años después o volver a juntarme con el Sule en el estudio 7 años después, hacen que el disco en su conjunto sea único.

Jon: Casi nada. A los que hemos seguido esa trayectoria por decirlo así, creo que se nos pone un poco la carne de gallina, escuchando esto y analizándolo así, en frío. Además, el proyecto se abre, precisamente, con ‘10 Años’, donde rindes homenaje a Hijos Bastardos, Yako, Hermanos Hermáticos, Darmo, Ramos, Natos y Waor… ¿Qué ves cuando echas la mirada atrás hacia esos años? ¿Qué es lo que más echas en falta de esa época dorada?

Todo era muy diferente, los que empezábamos a hacer música en ese entonces teníamos otra mentalidad a la que hay ahora. En ese entonces en Madrid el rap estaba en un momento de auge, salían muchísimos grupos, sellos, marcas… Pero los raperos seguían sin ganar pasta, con lo cual nuestra actitud era desinteresada, no pensábamos que realmente se pudiera vivir de esto, por eso la música era completamente diferente en su contenido y forma. 

Hacíamos rap entendiendo que era un movimiento al que se iba a sumar muchísima más gente en el futuro, y así fue, lo que pasa es que los que se fueron uniendo lo han entendido de otra manera. Parte de ese entendimiento se debe a que el hip-hop se incluyó dentro de un género urbano, una ola global, lleno de artistas que enseñan lo ricos que se hacen y la fama que cosechan con su personaje, muchas veces abandonando el apartado musical y lírico, completamente al margen de esa realidad que se vivió en el rap anteriormente. No digo que sea peor, supongo que en términos de industria es mejor, pero los que vimos como era, como yo, es normal que no nos lo traguemos.

Por eso es importante remarcar y ensalzar esa actitud que existió algún día, supongo que seguirá habiendo chavales a los que les llame la atención como nos la llamó a nosotros en su entonces. Además, como ahora todo parece tan prefabricado, la gente distingue esa esencia, que es lo que yo creo que echamos de menos todos.

Jon: Es una locura pensar ese giro musical, pero tambien esa sensación de hermandad, de descubrir qué curraba el otro, tal cual… En estos últimos años hemos visto a artistas variar de sonidos casi diariamente, probarse sobre infinidad de ritmos diferentes. Muchos te contemplamos con un referente en el underground del rap en español, que año tras año ha ido puliendo su sonido, pero no dando bandazos entre géneros, ¿se siente un poco de vértigo viendo al resto de compañeros en el juego generando tanto contenido y tan diverso?

Está bien, antes si eras rapero y sacabas un tema pop te tenías que preparar para la que te iba a caer y tenías que tener dos huevos, ahora da igual, pero da igual completamente, puedes hacer lo que sea, total, toda la música está a la misma distancia. No me da ningún pudor hoy en día el hecho de cambiar de estilo, pero sí que creo que he trabajado mucho para conseguir un sonido y evidentemente se rapear mejor que cantar bachata, por eso lo que hago es rapear. 

Se juega como se entrena, pero a mi personalmente no me gusta que se meta en el mismo saco a los raperos y a esos artistas que hacen de todo. Se que es una opinión de antes, completamente condicionada porque entiendo de dónde viene, el rap ya era un género, ahora hay una línea muy difuminada que para mí no hace justicia, pero es lo que hace que el oyente estándar lo relacione o compare. Una vez más, supongo que está bien si te quieres dedicar a la música, pero malo para la esencia hip-hop.

Jon: En 2018 decías que si comparabas la escena musical española con “la de fuera”, creíais que estaba un poco para atrás, ¿crees que se ha producido algún tipo de avance? 

Hay avance, de hecho la música en español (que no de España) es la música global, tenemos un terreno perfectamente abonado, la oportunidad está ahí, solo hay que fijarse en Puerto Rico o en Argentina. 

Sin embargo, las barreras son las de siempre, barreras culturales y económicas, que hacen que Madrid no sea Nueva York o París. Tenemos nuestras bondades, pero yo he vivido en Francia y he visto cómo viven la música ahí, entonces entiendes que la diferencia es cultural, aunque influyen más factores.

Jon: Sorprende, porque incluso 3 de los 5 lugares en los que más te escuchan desde Spotify son: México City, Santiago de Chile y Buenos Aires en Argentina. ¿Estás al día de eso? ¿Crees guardar un buen fandom en América Latina? No sé si estás deseando cruzar el charco para encontrarte con ellos tan pronto como pase la pandemia.

Desde que empecé a hacer música siempre he recibido mucho apoyo de gente en Latinoamérica, lo cual para mi es increíble, bendito Internet. Me encantaría ir a tocar ahí, según me han contado amigos que han ido a cantar ahí los bolos son una locura, no lo descarto.

Jon: Soukin suena Madrid. En GRINDIN’ intentamos dar voz a provincias en tiempos en los que Madrid es el único foco industrial para el arte en España. Todos los artistas tienen que moverse a la capital para “triunfar”. ¿Cómo se vive desde dentro esa “invasión” de talento? ¿Crees que aporta más que quita?

Eso lleva siendo así desde siempre, si quieres buscar la oportunidad, buscar los contactos, o si, por ejemplo, pretendes estar de gira por España, tiene todo el sentido que te mudes a vivir a Madrid. A mi me parece que tenemos ciudad de sobra para recibir a todo el que haga falta, pero en ciertos momentos me gustaría ver más movimiento de grupos o artistas locales.

Jon: Son muchos años en el underground, con tus cimas personales, tus hitos y supongo que también tus hostiazos. ¿Cuál sigue siendo la gasolina de alguien en el under, qué te motiva a seguir haciéndolo? ¿Tienes fijado algún propósito en la música?

No creo que haya llegado a mi cima todavía, yo sabía que meterme en el rap iba a ser para siempre, para mí la búsqueda de un sonido se puede convertir en una tarea infinita. Para mi eso es sencillo, tengo gente cercana, amigos, familia, que me va a saber asesorar y que me lo harán notar si algún día estoy dando penita y debo dejarlo. Además, como el objetivo nunca ha sido vivir de ello, todo lo que llegue es bien recibido, ya que no dependo en absoluto de la música, es algo que hago por el puro placer de hacerlo.

Jon: Lo mencionábamos antes, más de 10 años de carrera. ¿Qué consejo le darías al Soukin de ‘Don’t Know’ o ‘No Chair’?

Wow, viejos temas. Le diría que va por el buen camino y que siga disfrutando del proceso, que nunca pare de hacer lo que le gusta por mucho que cambie la vida o cambien los tiempos y que trabaje desde la humildad rodeándose de la mejor gente posible. Ese Soukin de 17 años tenía ganas, pensaba mucho en su futuro, pero realmente no tenía ni idea de todo lo que la música le iba a aportar como persona.

Jon: Muchísimas gracias por sentarte a charlar este rato, y por contarnos más sobre ti y sobre “Inductia”, ¡un abrazo Soukin!

Me han parecido buenísimas las preguntas, se nota que también le pones ganas. Ha sido un placer contestarlas y espero que podamos volver a hablar. Igual dentro de 2 años con el próximo disco jajaja. Muchas gracias, abrazos.

 

Recuerda que puedes escuchar el álbum «Inductia» de Soukin a través de su perfil en Spotify:

https://open.spotify.com/album/0WvegLoR5a4MLR1Rq0n09a?si=8_uzN6tbTd-bEeatQbfpPQ


Icey M

Icey M: Vanguardia y frescura de la tierra

Que Galicia es uno de los focos más importantes del género en España no es ningún secreto. De hecho, ya me encargo yo de repetirlo bastantes veces. Y por prepotente que pueda sonar: no me falta razón. Desde Vigo y A Coruña no solo están emergiendo un sinfín de artistas repletos de talento, sino que suelen ser dos de las ciudades que marcan las directrices del sonido más fresco y actual.

En 2016, un chaval de Vigo llamado Ezzem y otro madrileño, que no mucho antes se había cambiado el apodo a Recycled J publicaron “B.L.O.W.”, presumiendo de un sonido bastante inédito en el país. Fue entonces cuando muchos comenzaron a descubrir el potencial del artista que ahora se presenta como Icey M.

Como un rey a la sombra, que porta el poder pero parece guardarlo con la calma de quien se mantiene sentado en el trono, el de Vigo publicó unos cuantos singles que nos dejaron con ganas de más. Ahora llega para presentar su nueva referencia larga. Una carta de presentación titulada “BADDEST”. Y tenía muchas cosas que contarme.

https://www.youtube.com/watch?v=uoVaPWcEsLo

Jon: ¡Qué hay Icey! ¿Cómo te encuentras?

Hola a todos, pues la verdad ahora estoy desconectando bastante de la música de nuevo, hasta que en unos días me llegue el estudio y pueda ponerme a grabar a full, tengo ya algunos temas nuevos hechos pero tengo que esperar al estudio. Así que desconecto y de paso me mantengo fresco, que suelo saturarme muy rápido. 

Jon: Ya sabes que la pregunta es obligatoria para todos. En plena crisis mundial, ¿cómo te ha afectado a ti, personal y artísticamente, esta pandemia?

Bastante duro la verdad, llamadme tonto pero yo era de los que al principio pensaba que esta situación no se iba a alargar más de un par de meses. Entonces ahí lo llevaba con más optimismo, también era una buena ocasión para nosotros de hacer música, yo saqué un tema en 24 horas, ‘Vien y Va’, y pensé: “maravilla, a este ritmo me hago un palo a la semana”.

Nada de eso, esa energía me duró par de días y hasta el día de hoy. Al ser paciente de riesgo le tenía mucho respeto a la pandemia, pero ahora mismo me parece un chiste todo ya, no entiendo cómo se ha podido complicar tanto, cuando ya casi lo teníamos. Actualmente estoy bastante desesperado, nunca me gustó demasiado dar conciertos, sobre todo porque no cantaba cosas frescas, siempre tocaba temas viejos y muchos featurings, y ahora que por fin tengo muchos temas nuevos no puedo cantarlos en directo :(

Jon: Parece que 2020 no te ha sentado del todo mal. En 2019 soltaste un par de singles para coger carrerilla y este año has entrado con todo, ¿pero dónde has estado estos años?

No hice ningún parón, si bajé el ritmo de publicación fue involuntariamente, no es por quedar bien, yo reconozco que no estaba en mi mejor momento creativo, estaba cansado. Me sentía un poco derrotado por no conseguir crecer, aún teniendo la oportunidad de poner mi nombre al lado de artistas de mucha repercusión, pero lo que realmente me golpeó fue la salud, me pasaba 4 o 5 días a la semana congestionado, y no puedo grabar con putos mocos. Suena gracioso lo sé, pero aquí voy aclarar que fui mil veces al médico pidiendo ayuda y no me hicieron NADA, únicamente me dieron unas pastillas que no me hicieron mejorar ni un 1%.

Al alargarse eso ya ni me apetecía escribir, ¿para qué si no voy a poder grabarlo?

Jon: Es precisamente eso lo que mil veces el público, entre el que me incluyo, no logramos ver en la figura del artista. Aunque quizás no desaparecieras como tal, si viviste un cambio: dejando atrás el nombre de Ezzem y presentándote como Icey-M, ¿a qué se debe ese cambio?

Me puse Icey M como apodo sin más, no reemplazando a Ezzem. Mi idea era utilizarlo como nombre complementario igual que han hecho miles de artistas, pero rápidamente me encantó tanto que lo cambié. No reniego de Ezzem ni de esa música, de hecho no creo que Icey M represente un cambio en mi música, ni un punto de inflexión. Si alguien nota diferencias, seguro que es porque he ido mejorando con el paso de los años (o empeorando xd). Me gusta porque aporta  más significado -Ezzem no tiene significado ninguno-, suena mucho mejor, y cuando lo ves escrito también gana yo creo.

Jon: La mejor de las noticias llegó con el lanzamiento de este nuevo álbum “Baddest”, ¿qué puedes contarme del disco, qué ha sido lo que lo ha inspirado?

Pues venía de esa etapa oscura que mencioné antes, y ya encontrándome mejor, y sobre todo más fresco, sabía que aunque no demasiado grande, tengo una fanbase muy sólida y que nunca me ha dejado de mandar apoyo y mensajes desde 2016 (algunos desde antes incluso). La mayoría me pedían temas en solitario, porque por aquel entonces entre "67 Roofs", "BLOW" y muchos inéditos en los que nos montábamos dos, tres o cuatro chavales, prácticamente tenía cero temas en solitario.

Pues ha llovido, pero eso fue lo que me animó a hacer “BADDEST”, yo quería saldar esa deuda con los más fieles. De hecho el álbum está repleto de referencias a frases mías de todos estos años, ahora la verdad me siento en paz y con ganas de hacer cosas nuevas.

Yo no soy capaz de hacer un álbum o mixtape pensando: "quiero que el álbum tenga este sonido, o quiero hablar de esto o aquello y que todos los temas estén unidos por no sé qué". La verdad, admiro mucho eso pero yo no soy capaz, yo me limito a coger un beat que me mande el Sushi o quien sea y atacar, y sale lo que sale, así llevo desde 2014.

Jon: Cada uno con sus formas. Ya teníamos muy, muy claro que tu rollo no era solaparte al sonido que venía haciendo el resto de artistas del país. De nuevo, has decidido renovarte por completo y buscar sonidos frescos, ¿de dónde nace ese interés por ser vanguardia y sonar diferente?

Te agradezco mucho que pienses que tengo un sonido único o diferente, pero si te soy sincero es algo que no me preocupa, a mí me da igual que haya dos artistas o dosmil haciendo algo parecido a lo mío. Yo hago lo que me sale, nunca me pareció importante ser original. Ojo, no digo con eso que todo el mundo se ponga a copiar, pero al final si tienes que intentar "ser más original" es que algo estás haciendo mal. Ya te digo dejo que fluya y me preocupo por otras cosas, por que se entienda bien el mensaje, si hay alguna melodía o algún flow que pueda mejorar más, pero no me preocupo en cuanta gente hay actualmente usando esas vibes, o diciendo esas frases. 

Jon: ¿Qué inspira tu música? ¿Es la música de otros artistas, o llega de otras formas de arte o vivencias que nada tienen que ver?

La verdad que no sé cómo recibe la gente mis temas, si consigo que entiendan cómo me siento, o si ellos se ven reflejados en ellos. Creo que tengo como un universo bastante abstracto dentro de mis canciones, siempre me baso en vivencias y emociones, pero trato de contarlo todo con bastante misterio, no me gusta exponer a nadie que tengo en mi entorno privado, ya sea actual o pasado.

Jon: Hablando de ese entorno. En el proyecto encontramos un buen puñado de colaboraciones, pero es imposible no fijarse en la cantidad de nombres de artistas de tu tierra Galicia: Tekilas, Yung Naik, iamneke… ¿Ves potente la escena que sigue emergiendo de allí? Aunque tampoco es algo de ahora...

Galicia lleva años siendo de lo mejor, y tenemos que ponernos las pilas y reclamar nuestra parte del pastel, porque ellos no nos la van a dar.

Jon: Lo que todos estábamos deseando es esa nueva unión con Recycled J. Sacasteis en 2016 un proyecto conjunto, “B.L.O.W.”, que revolucionó por completo el sonido en el país. ¿Cómo vivió ese momento, desde dentro, el protagonista?

Bueno, Jorge y yo nos conocemos desde 2012 o 2013, cuando quisimos traer a Prefijo 91 a tocar a Vigo, y pocos meses después también montamos otro show de Cool con Zetazen. Como éramos chavales no teníamos un duro, así que yo les ofrecí dormir en mi casa, así fue como empezamos a llevarnos un poco. Sinceramente yo creo que siempre hemos tratado a Jorge como uno más, siempre que viene a Vigo, y así es como salió “BLOW”, un mano a mano, como si me lo hubiera hecho con Suc o con Smart K.

Eso es parte de la magia que tiene Vigo, que ya puede venir el Conejo Malo que aquí le vamos a dar el mismo trato que nos damos entre artistas. Volviendo a “BLOW”, yo le mandé un previo de ‘Peseteros’ bastante guarro a Jorge, él me devolvió tremendo cacho, y así con un un par de temas más. Fue cuando dijimos, si nos ponemos un poco más nos da para hacer un álbum. Si a eso le sumas que yo andaba con BBM por aquél entonces y le metieron mano a los ritmos y a los masterings… Ya quedó un disco redondo. 

Jon: ¿Ves ahora la escena más rica y más variada que cuando decidiste alejarte un poco? ¿O la sigues viendo igual?

No estoy muy puesto en la escena en general, me alegra ver que la ola del 2016 ahora está ya a un nivel altísimo de repercusión. Tampoco puedo opinar si está mejorando la escena o no. Eso creo que es trabajo de los medios o de los expertos, yo me limito a estar yo rico y variado y ya bastante me cuesta jajajajaja.

Jon: Venga hombre. Si parece que lo haces fácil. Al menos desde el colectivo Blue Invaders estáis haciendo vuestro trabajo. Tú con nuevo álbum, KYOTTO extendiéndose por muchos países… Parece que os espera un gran momento.

Ojalá, los cinco estamos ahora mismo en nuestro mejor momento yo creo. La llegada de Yago Cobain fue lo mejor que nos pudo pasar.

Jon: Comentaste a través de tus redes sociales que habías seguido componiendo después de lanzar “Baddest”, asegurando que ya no pensabas parar. ¿Has vuelto para quedarte? ¿Qué podemos esperar de ti en los próximos meses?

Claro, ahora ya no pienso bajar, siempre que tenga tiempo e ideas voy a seguir sacando la mayor cantidad de material que pueda, de momento voy a sacar muchos singles sin meterme en proyectos gordos, hasta que algo surja. Tengo varios temas con mi bro Dirty Suc, tengo algunos otros con Smart K... También voy a aparecer en los proyectos de otra gente, y es algo que me hace mucha ilusión, además no me lo suelen pedir mucho. La verdad con muchas ganas de crecer, estoy casi como cuando empecé.

Jon: Me hace feliz escuchar eso. ¡Muchas gracias por sentarte conmigo para charlar todo esto! Un abrazo enorme.

Un abrazo a todos y gracias por contar conmigo, también gracias a todos por el amor que me estais dando con “BADDEST”, no esperaba tanto cariño la verdad, creo que se me nota que estoy bastante contento con la acogida <3.

Recuerda que puedes escuchar el álbum ‘BADDEST’ de Icey M a través de su perfil en Spotify:

https://open.spotify.com/album/7vveZXM5evLI7vGn1vdfqD?si=e3T1_VWrRw20epzQI7ACEw

 


Suave

Suave: La muerte del trap, y el renacer del pop urbano

Parece que al fin podemos vislumbrar la luz al final del túnel. En muchos espacios de España. sus habitantes ya podrán salir a la calle en los próximos días, solo en parte y bajo algunas medidas, pero algo es algo. Y los que aún no pueden, podrán hacerlo pronto, así que ánimo.

Cerrando esta etapa de encierro, hemos querido aprovechar hasta el último momento para correr el velo a uno de los artistas más prometedores del norte. Se trata de Suave, (@nosoysuave) un joven de Bilbao que se tiró a la piscina de la música, presentando una propuesta diferente para el pop urbano nacional.

https://www.youtube.com/watch?v=1odpsXWyleE

Con apenas 5 singles en Spotify, el autor de ‘Igual es que no nos queremos’, su nueva referencia, y todo su equipo ya lucha para hacernos ver que un cambio global de sonido se está produciendo en nuestro país. Amor y desamor, cine y tendencias. Todo eso y mucho más forman las letras que compone Jon, como realmente se llama Suave. Pero lo mejor es que todo eso nos lo cuente él mismo:

Jon: ¡Hey Suave! ¿Qué hay, cómo te encuentras? ¿Quieres que te llame Jon? Jaja.

Eyyy, tocayo. Genial, muy contento.

Jon: Parece que ya empezamos a ver la luz al final del túnel, ¿cómo has pasado este proceso de cuarentena? Personal y artísticamente.

A nivel personal todo bien, aunque he tenido algunos ratos de debilidad cuando me daba el solete en la carita de camino a la frutería. Por otro lado, a nivel artístico, el exceso de tiempo ha tenido un impacto muy positivo en mi trabajo. He aprovechado para escribir, para componer… y para ubicarme un poco.

He seguido desarrollando proyectos anteriores y han nacido otros. Me he alimentado mucho de los recuerdos… y los míos tenían un sonido y un lenguaje que creo que he plasmado bien en los últimos lanzamientos.

Jon: Eres un artista emergente, tango que apenas cuentas con 5 singles en Spotify. Para quien no te conozca, cuéntanos un poco quién eres, de dónde vienes y cómo nació esa idea de “Suave”.

Pues tengo 23 palitos, soy de Bilbao y hace unos pocos meses que empecé a meterme en este embolao’. Ya hacía varios años que me rondaba la cabeza eso de trascender con el arte, pero unas ideas atropellaban a otras y no quedaba ninguna en pie. El año pasado estuve viviendo fuera, y conocerme a mí mismo y todas las batallitas que me fueron pasando hicieron que me pusiera a escribir. Fue una vía de escape.

Canturreaba un poco, grababa demos y vimos que ahí pasaba algo bueno. Reuní un equipo y nos pusimos a trabajar en ello. Construimos un pequeño universo, dejamos claras algunas bases, vestimos al personaje y cuando tuve en las manos la primera canción que creía que merecía la pena (después de una docena de descartes) nos tiramos a la piscina.

Jon: Detrás de la figura, o de esa proyección artística, vemos que hay mucho trabajo. Y mucha influencia del cine. Algo que vemos gracias a las referencias a “Mulholland Drive”, la estética de los videoclips. ¿Asociar tanto el cine a tu personaje ha sido premeditado? ¿Qué es lo que se busca transmitir con ello?

Prácticamente todo lo que proyectamos es premeditado. El cine tiene un peso importante en la construcción del personaje, y el arte en general. Hay un curro grande detrás de todo eso, y ahora que el proyecto se va consolidando, nuestros esfuerzos y objetivos son aún más grandes. Siempre intentamos ir un poquito más lejos y darle un valor añadido a cualquier acción pequeña. Estamos construyendo un espacio para Suave, en el que el arte o la cultura tienen un papel muy importante.

Mulholland, que es la carretera de Los Ángeles que llega hasta la zona de Hollywood, era una buena metáfora y un buen título para arrancar una carrera. El cortometraje que subimos el primer día del año también refleja muy bien todo esto que comentamos.

Jon: Guardas similitudes, en tus sonidos, con las nuevas propuestas del pop urbano. Lejos de querer categorizarlo, ¿qué ha influenciado tu sonido? En cuanto factores musicales, u otros lejos de la música.

Ahora mismo estoy en trance con Antonio Vega. Y siempre me ha gustado eh, pero ha sido ahora cuando he sentido el verdadero impacto. También me he interesado por el indie-pop nacional durante esta época, que lo tenía bastante apartado. Mmm… desde que arrancamos siempre ha tenido gran influencia en mi música Frank Ocean. También Party, The Weekend y toda esa wave del urban pop americano.

Queríamos darle una identidad y traérnoslo al castellano. Pero luego a nivel artista, lejos de la música, me interesa mucho la figura de Kanye West. Cantante, artista, compositor, productor, empresario, predicador, vendehumos… su nombre ya pesa más que su obra (y cómo pesa).

Jon: Precisamente, sumergiéndonos en figuras, y equipos, fue con C. Tangana cuando se hizo evidente, que ahora muchos artistas se animan a contar con un equipo detrás: fotógrafos personales, directores de campaña, constructores de la imagen… ¿Cuál es tu equipo en estos momentos? 

Todo eso era muy importante para mí al principio. Nunca me hubiera metido en este fregao’ sin todos ellos. Gran parte del equipo son amigos míos desde hace años, y los que se han ido sumando han terminado siéndolo. Mi principal talento ha sido convencer a esta gente pa’ tirar pa’ alante con este proyecto. El resto va solo.

Así en líneas generales… la dirección creativa la trabajo con Oihane (@oihane_amurrio) y Lusa (@lusa.es), la música con Thalamas (@thala.mas) y J’Aime (@jaimecastre) y las cosas aburridas que nadie quiere hacer: los números, los papeles… eso es cosa de Carlos (@seijo13) y Lander (@lander_iraragorri). Zubi (@alusgallery) me hace fotillos y el último fichajazo pa’ estar con todo el tema de los medios ha sido Anne (@annesalazar_). Espero que unos años miren hacia atrás y piensen que dejarse engañar por mí fue una de sus mejores decisiones.

Jon: ¿Qué crees que es eso diferente que puedes ofrecer a la música, que te distinga del resto de artistas emergentes que prueban su suerte, sobre todo ahora en el nuevo pop o los sonidos urbanos?

Estamos trabajando mucho en el apartado no musical. Eso se irá viendo, en los bolos, en las acciones que hagamos, en las colaboraciones… queremos darle muchísimo valor a la propia experiencia. Pero bueno que a nivel musical estamos trabajando mucho también en crear nuestro espacio, nuestro sonido, otorgándoles un peso grande a las letras… Creo que el equilibrio que podemos formar entre el personaje y la música va a ser un factor clave para que le gente nos eche un vistazo o tenga ganas de pasarse por donde estemos.

Jon: Como bien has dicho, resides en Bilbao, donde apenas están empezando a emerger algunos nombres propios, como el de la Kvndy Swing, Mitto Koronkon o el de otros jóvenes talentos que comienzan. ¿Sigues la escena de la ciudad? ¿Por qué crees que de ella no han surgido aún grandes nombres?

Creo que aquí todo llega unos añitos tarde. Era cuestión de tiempo que la música urbana tuviera un peso importante entre los jóvenes. Ahora empieza a tenerlo y se nota. Y sí tío, sí que intento estar al tanto de lo que pasa en mi ciudad, y me pone muuuuuy contento que vaya teniendo reconocimiento fuera de aquí. Y ya no te hablo solo de los cantantes… hay productores, pintores, directores, fotógrafos, estilistas… y perfiles muy interesantes en Bilbao que hay que seguir.

Lo que sí que creo es que es importante que haya nuevas propuestas, con nuevos sonidos, para enriquecer el mercado de la city y que la gente pueda elegir. Que los chavales no empiecen a repetir fórmulas que ven que funcionan.

Jon: Acabas de presentar ‘Igual es que no nos queremos’, ¿qué puedes desgranarnos del single? ¿Qué secretos guarda?

Pues puedo contarte que es la canción que más tiempo me ha llevado escribir. Fueron varias semanas y muchísimos tachones. Quería ponerle las palabras adecuadas a ese sentimiento de rendición. Era en plan… “ya está”, la dejaba al ladito y decía “no, no, no… esto no tiene sentido aquí”. Y volvía a empezar la estrofa. Además, es la primera letra que escribo con papel y lápiz, en una agendita que encontré por casa.

Jon: Más con el trap, que con el rap o que con el R&B, se te puede asociar con el indie con estas propuestas. Es más propio de este género trabajar proyectos largos que singles y clips, únicamente. ¿Será esa tu forma de trabajo próximamente o continuarás disparando balas sueltas?

Así es, estamos trabajando en un EP que incluirá estos dos últimos lanzamientos. Es un trabajo conceptual que se entiende por completo cuando conectas todas las canciones. Es una conversación sobre lo que tal vez no está catalogado como amor tóxico, pero que para mí lo es. Voy a hablar de dos personas que no se quieren, de su viaje y de las distintas posiciones en las que sobreviven a su relación. Tengo muchísimas ganas de que salga y espero que sea pronto.

Jon: Escribes canciones de amor, al menos esta última está totalmente impregnada de él. ¿Te has parado a pensar cómo se vivirá el amor post-cuarentena? ¿Crees que el trato entre las personas será muy diferente?

Me cuesta mucho pensar que en este país el trato entre las personas vaya a ser diferente. No se puede querer sin tocarse. Creo que este periodo de soledad y de conocimiento personal ha podido tener dos efectos en las relaciones: los que, como digo en mi canción, se han dado cuenta de que no se querían, y los que se van a pasar la distancia de seguridad por el forro. Y no les culpo. Creo que muchas parejas habrán reflexionado: “joder, y si de verdad se estuviera acabando el mundo, ¿esta es la persona con la que me gustaría estar?”. Varias se habrán dado cuenta de que no. 

Jon: Yo tengo parte de esa visión, pero ciertamente sí que creo que habrá mucha gente que cambie su comportamiento. ¿Y te has parado a pensar que eso hará que las canciones también podrían ser diferentes? Relatando las mismas experiencias.

Como te decía, yo creo que ese trato no va a cambiar mucho, y si lo hace no será por mucho tiempo. Me imagino que a muchos artistas les habrá servido para reflexionar y desarrollar historias adaptadas a estas circunstancias, pero creo que es algo puntual. ¡Mira la historia de amor más famosa del mundo! Tiene como escenario un balcón. El puto Shakespeare sigue estando fresco.

Jon: ¿Qué podemos esperar de ti próximamente?

Pronto saldrá mi primer EP. Estoy terminando algunas canciones y dándole forma a todo lo que envuelve a la música. Quiero estar muy orgulloso de ese trabajo y requiere muuuchos mimos. Luego… hay por ahí algún proyecto bastante importante pero que de momento está en la fase 0. Así que a ver… ojalá salga todo bien.

Jon: ¡Muchas gracias por todo Suave! Un abrazo.

Gracias.

 

Recuerda que puedes escuchar toda la música de Suave a través de su perfil en Spotify:

https://open.spotify.com/artist/16QMnwd53HiSIbB57esWKu?si=43C11EkWQJSUZKSBIUP12A