Cruz Cafuné

Cruz Cafuné: Una mixtape que parece un álbum de Greatest Hits

En pleno 2020 se antoja prácticamente imposible no virar la mirada hacia las Islas Canarias en cuanto hablamos de música actual. De allí es de donde han salido la mayor parte de los artistas que a día de hoy están conquistando la península. Como Abhir Hathi, Choclock o Cruz Cafuné, protagonista de nuestro reportaje de hoy.

Fue en el año 2018 cuando el excomponente de Broke Niños Make Pesos decidió arrancar su carrera en solitario, y lo hizo con el lanzamiento de ‘Maracucho Bueno Muere Chiquito’. El bombazo logró colocar al canario, de origen venezolano, ante los ojos de todos. La riqueza sonora que guardaba el proyecto, dirigido por Dano y Lex Luthorz, conquistó a viejos y nuevos fans. La fusión del trap, con las influencias latinas, el west coast rap y el R&B daba cabida a fanáticos de muchos géneros musicales.

https://www.youtube.com/watch?v=-vI_nFXLY_Y

Ahora, más curtido y con la misma ambición, Cruz Cafuné ha regresado con una mixtape titulada “Moonlight922”. La primera parte del nombre se debe a que ha venido estrenando cada uno de los singles con las diferentes lunas nuevas pintadas en el cielo durante los últimos meses. La segunda se debe al prefijo que identifica a su amada isla.

Puestos un poco en situación, lo mejor es que hablemos con el propio Cruz Cafuné, acerca del proyecto y de cómo se ha fraguado:

Jon: ¡Qué hay Carlos! ¿Qué tal, cómo te encuentras?

¡Muy bien! muchísimas gracias por preguntar y por el espacio.

Jon: Acabas de presentar ‘Moonlight’, que como tú mismo dices “solo se trata de una mixtape”, ¿cómo son las sensaciones al publicarla?

Increíble. Solo lleva un mes fuera y ya ha igualado los números del disco anterior y el público lo ha acogido con mucho cariño. Escriben todos los días para contarnos a mí y al equipo que el trabajo de alguna manera les ha tocado, -que es lo mejor que te pueden decir-, así que muy satisfecho.

Jon: Creo que no pocos hemos tenido la sensación de que no te guardaste la munición pesada para el final. Antes de la referencia publicaste ‘Guaguancó’, ‘Ojitos Aguaos’, ‘Mina el Hammani’… cortes que rápidamente se convirtieron en en tus lanzamientos más escuchados en las plataformas de streaming. ¿Te encontrabas tú mismo publicando bombazos y deciste juntarlos, o ya llegabas con la idea de aunarlos en un proyecto?

Lo primero. Estaba haciendo música y ya, con el leitmotiv de la luna llena, pero no me había parado a pensar qué hacer con todo ese material. Fue al acabar el verano que pensé que tenía sentido aunar todo ese cuerpo de trabajo bajo un “algo”, que fuera todo de la mano ya que es música que hice en un momento muy concreto de mi vida en el que estaba en un mood muy específico.

Jon: ¿Cómo nace esa idea de publicar un single con cada luna llena? ¿Qué motiva un ritual así?

Volví a Tenerife después de dos años viviendo fuera y estaba muy emocional, estaban pasando muchas cosas en mi vida. Volver y sentir esa sensación de intimidad, de “estar en casa” pero a la vez muy pasional me recordó al efecto que se supone experimentamos con la luna llena. De noche tenemos la piel más fina y los problemas parecen el triple de grandes, me parecía que casaba muy bien con el sonido que estábamos sacando.

Jon: Este verano me lo pasé en Cuba, y al regresar me topé con ‘Guaguancó’, que es un género musical popular de allí, aunque el corte no defienda precisamente ese sonido como tal. ¿Cómo vives tu esa fusión cultural, en todos los ámbitos, entre España y Latinoamérica, tan presente en las Islas Canarias? Y más tú, contando con ambos orígenes en la sangre.

Las islas tienen una cultura atlántica marcada fuertemente por los flujos migratorios. Es un archipiélago a medio camino entre Latinoamérica, África y Europa; poseemos una idiosincrasia muy particular que permea en todo lo que nos define como pueblo, y la música es uno de esos elementos. Es algo que nos sale natural, porque somos así, y es muy interesante como hay cosas que cambian de isla a isla porque en una la gente emigró más a Venezuela o a Cuba, y esas pequeñas diferencias han llegado hasta hoy.

Ahora bien, en el caso de la canción “Guaguancó” sí fue algo más buscado y adrede, porque aunque la canción es una canción de reggaeton -no tiene nada de guaguancó- en el guaguancó cubano hay una especie de danza en el que el bailarín intenta cortejar a la bailarina y esta le rechaza, intenté hacer símil porque es una canción de desamor.

Jon: Hasta el momento nos ha quedado muy claro que a Cruzzi le gusta mucho el burleteo y el pasárselo bien. Pero también que el amor y su barrio es lo que parece rondar más por su mente, ¿qué es lo que más hace que te sientes a escribir?

He intentado muchas veces llevar una rutina y una vida ordenada. Muchas, muchas veces. Todas fracasadas. Creo que no tengo autodisciplina con mis impulsos, y para bien o para mal la música es una de ellos. La hago cuando siento que tengo que hacerla, o al menos así es como me han salido las canciones a las que más cariño les tengo.

No me malinterpretes, voy al estudio a menudo, pero no siempre ocurre la magia. Además, es mi curro, y se me exige en diferentes situaciones como en featurings, camps de songwriting… y cosas así, pero creo que en esas situaciones la música es como ir a pescar: mi trabajo es levantarme a las cuatro de la mañana, preparar las cañas y los cebos para a las cinco y media estar allí tirando, pero a veces no sacas nada y otras te faltan cubos.

Jon: ¿Eres de esos artistas que suelen escuchar de forma asidua sus propias canciones? Cuando escuchas un par de name-droppings en tus canciones, especialmente el de alguna mujer que haya pasado por tu vida, ¿hace que se te revuelva un poco el estómago o es algo que precisamente te arrancaste al volcarlo en la música?

Nada. Las escucho para ensayar, y eso que dices lo siento a veces actuando, cuando me doy cuenta de lo que estoy diciendo para tanta gente, pero lo veo con cariño, no con pena.

Jon: Volviendo por un segundo al pasado recordamos ‘Amén’, y el boom que provocó. Sin embargo, como tú mismo dijiste en tu disco anterior: “‘Mi Casa’ viralizó y todo se fue p’al guano”. ¿Qué es lo que se torció entonces? ¿Qué música estarías haciendo si ‘Mi Casa’ no lo hubiese cambiado todo?

Wow, no me esperaba esa pregunta. A ver, en realidad fui muy, muy dramático escribiendo eso.

A lo que me refería es que el tema en el que “cuento cosas” pasó un poco desapercibido en comparación con el otro, que es más fiestero y distendido. Los dos me gustan, los dos son mis hijos, y entiendo por qué el tema más meme es el que más tracción atrae, pero me da miedo no ser capaz como artista/entertainer de trazar la línea entre esas canciones en las que quiero transmitir y las que hago más para mi entretenimiento.

Jon: ¿Qué podemos esperar de ti para este 2020?

Tour y más música. Mucha más música.

 

Recuerda que ya puedes disfrutar de toda la música de Cruz Cafuné a través de su perfil en Spotify:

https://open.spotify.com/artist/0jeYkqwckGJoHQhhXwgzk3?si=-Iu-3ZYjQyCxlpVC1be7Aw


DÁE

DÁE: Un increíble y emotivo renacer artístico y personal

Hablar del R&B en España se antoja imposible sin mencionar el nombre de DÁE. El artista canario no ha destacado precisamente por su cantidad de publicaciones o por su presencia continuada en la escena, pero sí por su inagotable talento.

Durante muchos años, ha venido trabajando composiciones que nada tienen que envidiar a estrellas del R&B en Canadá. Y no solo eso, sino que desde antes se ha embarcado en aventuras con estrellas del post-hardcore internacional. Llegando a irse de gira con Jonny Craig, reconocido vocalista de bandas como Dance Gavin Dance, Emarosa o Slaves.

https://www.youtube.com/watch?v=V5-Cdx4sub4

Con composiciones -en su mayoría- en inglés, DÁE también ha llamado la atención de artistas y productores del R&B y el hip hop al otro lado del charco. Ahora, tras cerca de un año y medio sin publicar nuevo material, ha querido bendecir nuestras navidades con el single ‘Saddest Christmas Ever’. Siguiendo así una serie que arrancó con su ‘Saddest Birthday Ever’, el día de su cumpleaños.

Aprovechando esta ocasión, charlamos con el también productor e instrumentalista acerca de este aclamado comeback, de sus planes de futuro para 2020 y de otros momentos más amargos que ha vivido en 2019. Pasen y lean:

Hemos estado más de un año sin material de DÁE, ¿dónde has estado todo este tiempo?

Necesitaba darme un respiro, demasiados problemas personales de los que tenía que ocuparme y también aprovechar para hacer bastante soul-searching. Mejorar aspectos de mí que debía cambiar y que antes no veía y poner punto final y empezar a tratar problemas de los que llevaba huyendo años. Aunque este ultimo año participara con otros artistas y siguiera haciendo música, personalmente decidí no volver lanzar música hasta que estuviera en paz mentalmente

Tu regreso se ha confirmado con una mirada hacia atrás, con el estreno, al igual que en tu cumpleaños de ‘Saddest Christmas Ever’. ¿Has vuelto para quedarte?

Nada dura para siempre pero sí que vuelvo con muchas ganas de compartir todo el material que desde 2016, o incluso 2014, no pude sacar por circunstancias y reveses. Tengo mucho material, muchas ganas y mucho que expresar y esta vez no pienso autoboicotearme.

Esta etapa llega como un renacimiento entonces. Pero antes de despedirnos de la anterior, ¿por qué esa mentalidad de tristura con cada estreno que, aparentemente, llega con una celebración?

Es curioso que lo menciones porque es cierto que la mayoría de mis temas tienen un vibe melancólico y triste. Yo no suelo escribir temas en base a una idea, suelo hacerlo conforme me sienta y siempre ha habido una necesidad terapéutica y como vía de escape, por eso si estoy triste o necesito desahogarme acudo a la música. Y ahí es donde derramo parte de mi dolor, no se puede apreciar la luz sin haber visto la oscuridad.

En tu carrera has tenido varias idas y venidas, ¿qué es lo que te ha forzado en tantas ocasiones a pensar en dejar la música o al menos alejarte de ella temporalmente?

Llevaba años cargando con una cruz (LaCruzz, de ahí mi cambio de nombre), batallando con enfermedades mentales y bajo medicaciones que me han hecho tanto estar fuera de mis capacidades, tanto como para centrarme o para ver con claridad lo que estaba haciendo o cómo estaba proyectando y ser constante. También me he llevado muchos encontronazos con la música que, sumado a mi estado mental, casi me quita las ganas de seguir compartiendo mi música, dejar de hacerla es algo que jamás entraba en el plan ya que como te dije es mi vía de escape, pero he necesitado tiempo para poner todo en orden.

Has estado abriendo la veda del R&B en España, girando con estrellas del Metal como Jonny Craig o Tyler Carter, has formado parte de bandas de post-hardcore… ¿cómo se vive eso desde dentro? ¿Cuál es el mejor recuerdo que te ha aportado la música?

Trabajar con gente a la que yo idolatraba cuando era un niño siempre es gratificante, y más si son artistas tan grandes dentro de su nicho musical, pero a veces conocer a tus ídolos o gente a la que admiras y ver otras facetas que no esperabas puede llegar a decepcionar. También te hace darte cuenta que los mejores momentos no son cuando un artista famoso reconoce tu talento, sino descubrir por ti mismo lo gratificante que es empezar a trabajar con un artista que empieza de cero y confía en ti para que le ayudes a empezar. Y acabar viendo cómo acaba alcanzando el éxito, aunque ni te lo agradezcan luego, es una sensación mágica sentirte que eres parte de la creación de algo grande y que a la gente le gusta.

Entonces, ¿te consideras una figura influyente del R&B en España? O que de quererlo, ¿podrías serlo?

Hay demasiada gente haciendo cosas muy guapas, no solo en España sino fuera como para creerme con la autoridad de decir que soy yo la figura absoluta influyente para otros artistas. Aunque sí he visto gestos y muestras de otros artistas que me aprecian o se inspiran con lo que hago, tengo la suerte de tener en mis DMs o en mis conversaciones de Whatsapp a algunos de los artistas que más están sonando en España diciéndome lo que me admiran. O lo que les gusta lo que hago (aunque luego no compartan mi música jaja).

Pero soy agradecido y cualquier gesto de amor o aprecio a lo que hago es suficiente ya que nadie está obligado a decirte lo que opinan y cuando es algo bueno pues es un regalo.

Tu talento es innegable. Tu música está ahí, para quien quiera escucharla. Pero, ¿cuál crees que es tu mayor defecto como artistas? ¿Qué cambiarías de la figura de Dae?

Mi mayor defecto es que nunca estoy contento con los resultados y es algo que aparte de frenarme, hace que conforme termino una canción ya no pueda ni escucharla. Porque ya no me gusta, durante el proceso creativo me da ese “high” de creatividad y estoy en éxtasis y euforia, y luego cuando se me pasa el colocón creativo entro en bajona, como una droga.

Me gustaría ser menos exigente conmigo mismo, al final el enemigo y peor juez a veces es uno mismo, por lo menos en mi caso, no falla que antes de subir un tema nuevo ronde por mi cabeza “esto es ridículo, no lo hagas, se van a reír”, pero en todo este tiempo tras terapias y bastante ayuda de mi gente he aprendido a no hacerle tanto caso a esa voz dentro de mi cabeza.

Hace poco tuviste un accidente, y te rompiste ambos codos, algo que te tuvo inmovilizado casi por completo durante meses. ¿Cómo te afectó a nivel personal y a nivel artístico esa caída?

Soy otro, he vuelto a nacer. Y esto va para todo el que me conozca, o que en algún punto de nuestras vidas nos cruzamos o la gente que cree conocerme en base a mis actitudes y acciones pasadas: Dae ha vuelto a nacer. Verme comiendo directamente del plato como un perro para evitar molestar a nadie, teniendo que estar dándome de comer o buscando maneras de poder hacer cosas sin poder usar los brazos te cambia la perspectiva. Llevaba más de un año y medio poniendo orden en mi vida, volviendo a estar en curros, sin medicación, recuperando la forma física haciendo deporte y encontrando el balance que tanto me faltaba y de repente me vi de nuevo mal, sin brazos, bajando 10kg y viendo como todos mis planes de retomar la música y demás proyectos se desmoronaban otra vez.

Todo esto me ha hecho convertirme en otra persona y dar prioridad a otras cosas y valorar muchas otras, si hubiera muerto o quedado inválido tras el accidente, ¿qué hubiera sido de todo el material que tengo desde hace años y no he sacado? Han sido casi dos años de reflexiones, cambios y mucha sanación y superación personal, pero sin duda este accidente en la recta final de este año ha sido decisivo para toda mi transformación.

Entonces podemos decir que sí, que después de tanto sufrimiento, desesperación… has podido sacar algo positivo de todo eso. Bastante positivo de hecho, esa manera de abrir los ojos y como tú lo dices, volver a nacer.

Todo pasa por algo y aunque fuera durísimo, y perdiera bastante peso he ganado muchas otras cosas. Justamente meses antes del accidente, un gran amigo mío, rapero y productor colombiano al que admiro, sufrió un ictus y quedó con la mitad del cuerpo paralizado, aún así no dejé de recibir mensajes de él hablándome a duras penas, con la traqueotomía hecha, diciéndome que desde que mejorase quería que le mandara beats para él hacerse más temas.

Ver a alguien en su estado, y pudiendo quedar con secuelas irreversibles, echándole tantos cojones me hizo espabilar y darme cuenta que mi accidente no era nada al lado de lo suyo y que tenía que tirar para delante. No quedaba otra. He aprendido mucho estos últimos meses, a ser paciente sobre todo, algo que me hacía falta.

En relación a todo esto, y a este cambio, imagino que muchos de tus fans se toparán rápidamente con un pensamiento. Hace años eras una persona bastante crítica con la escena nacional, en muchos ámbitos. Ahora manifiestas menos esos pensamientos. ¿Crees que también la escena ha ido a mejor o simplemente ha cambiado tu parecer, o solo guardas más esas opiniones?

Cuando una persona proyecta negatividad hacia otros es que esa persona está en un lugar oscuro, y era mi caso. Sigo pensando muchas cosas de las que opinaba, pero es cierto que está habiendo un cambio brutal en la forma en la que se hacen las cosas en España y es algo que me alegra porque cada vez veo cosas mejor hechas y que me gustan, y prefiero darle bola a lo bueno, que a lo que no me guste.

¿Qué podemos esperar de tu parte de cara a 2020?

Nunca me ha gustado que creen expectativas sobre mí. Cuando he estado más activo musicalmente y me han hecho comentarios del tipo “¡Vas a explotar!”, “Vas a ser el The Weeknd o el -inserta artista mainstream genérico de USA- español”. Voy a seguir haciendo música y aunque se me reconozca por hacer R&B o me quieran encasillar ahí, seguiré haciendo básicamente lo que me apetezca, ya sea cantando, rapeando o cambiando totalmente el enfoque.

¡Muchas gracias!

Gracias a ti.

 

Recuerda que ya puedes disfrutar de toda la música de DÁE a través de su perfil en Spotify:

https://open.spotify.com/artist/0BJ89ujW1f2odiFrxv1MMo?si=NCbpnmlnTc2tFUHuAhs01Q